El uso ancestral de los hongos medicinales

Para lograr comprender el uso de los hongos medicinales, haremos un viaje en la historia. Listo. Hemos llegado. Ahora nos encontramos en el año 1500 A.C. (aproximadamente) en Meso-América. En donde tallamos estatuillas de piedra en forma de hongos, en las cuales también tallamos figuras humanas o animales emergiendo de las mismas. Esto lo hacemos como símbolo al culto sagrado del hongo. Al cuál conocemos como Teonanacatl “Carne de los Dioses”.



Ahora nos trasladaremos a la mitad del primer milenio después de Cristo, donde también podemos observar distintos motivos decorativos en Tepantitla en Teotihuacán; nuestra gran metrópolis mesoamericana.

Uno de los murales más llamativos donde podemos encontrar pruebas del uso de los hongos es el de Tlaloc, lo masculino de la lluvia. En el mural el se encuentra con las manos hacia arriba y de sus palmas brota agua, la cual viaja en forma de gotas, pudiendo así dar vida a varios hongos sagrados entremezclados con sacerdotes al servicio de la divinidad. Formando así, el Tlalocán; Paraíso Húmedo o Campos Elíseos según la cosmovisión Tolteca.



Además contamos con los Amoxtli; pergaminos aztecas hermosamente pintados. A los cuáles sólo tienen acceso los sacerdotes, sin embargo también observamos a los hongos sagrados, al igual que en el Código Vindobonensis; documento pictográfico de origen mixteca, un panel completo está dedicado a Teonanacatl.


Ahora nos encontramos en el periodo de 1502 a 1520 viendo a Moctezuma II bailando hasta el amanecer en su ceremonia de consagración, creando el vínculo con los dioses y su propia búsqueda a través de la ingesta de Teonanacatl. Esto es celebrado como un acto público ritual.


Es momento de regresar al presente y estar al pendiente de la continuación de nuestro indagar en el uso medicinal de los hongos ancestralmente. Los datos arqueológicos aquí mencionados nos invitan a cuestionarnos y a abrir nuestra mente al conocimiento ancestral, para así interiorizar lo que nuestros antepasados nos han dejado para lograr vivir vidas armoniosas.

 

Bio de la autora Alejandrina / ĀNIMA

Madre. Artista Multidisciplinario. Terapeuta Holística. Mujer-música medicina. Con formación en Hatha, Ashtanga y Vinyasa Yoga. Consultora y practicante de Nutrición Holística. Estudiante de la humanidad y la consciencia.

Ha desarrollado distintas formas de sanación a través de sus manos. Combinando el curanderismo, masaje holistico, la terapia energética y aromaterapia, logrando así limpiar, purificar, renovar y proteger integralmente el cuerpo, la mente y el espíritu.

Siempre curiosa; de la vida y la no vida, los mundos visibles y los no visibles, de la energía y las energías sutiles, de las polaridades complementarias, el conocimiento milenario, lo cuál la ha llevado a conocer las plantas sagradas, de poder o de los Dioses, expandiendo así su consciencia, corazón y agradecimiento con Tonantzin Tlalli y Wakan Tanka. Deseosa de compartir, de elevar la voz y el rezo; por el más alto bien, a través de sus palabras para que todo este conocimiento; nuestras raíces, sea recordado y vivamos vidas plenas, saludables y armoniosas. ŌMETEŌTL. @anima.om


0 comentarios

Entradas relacionadas

Ver todo