Los hongos y el microbioma

¿Cuánto sabes sobre tu microbiota intestinal? La no tan pequeña colonia beneficiosa que vive en nuestro tracto gastrointestinal ha sido un gran tema de interés en las últimas dos décadas y con mucha razón.

¿Qué son los microbiomas?

Tanto por dentro como por fuera, nuestros cuerpos albergan una gran variedad de microorganismos. Si bien las bacterias son los jugadores más importantes, también albergamos organismos unicelulares conocidos como arqueas, así como hongos, virus y otros microbios, incluidos los virus que atacan a las bacterias. Juntos, estos se denominan microbiota humana. El microbioma de tu cuerpo son todos los genes que contiene la microbiota, sin embargo, coloquialmente, los dos términos a menudo se usan indistintamente.

Nuestro microbioma consta de billones de especies de diferentes microorganismos y se establece durante el nacimiento y las etapas neonatales tempranas de la vida. La colonización microbiana ocurre durante el parto vaginal, con la exposición a la microbiota vaginal y fecal, luego durante el contacto piel con piel y finalmente durante la lactancia. Su importancia para el organismo radica en la estimulación del sistema inmunitario, la descomposición de compuestos alimentarios y la síntesis de nutrientes esenciales, incluidas las vitaminas B y K. La rudimentaria interacción entre la microbiota y la homeostasis del sistema inmunitario se basa en proteger al organismo de organismos nocivos o patógenos que puedan entrar en el organismo a través de agua o alimentos contaminados. Durante la digestión, diferentes especies descomponen compuestos complejos como almidones y fibras no digeribles, creando así azúcares y ácidos grasos de cadena corta (AGCC), respectivamente.


Este sistema es tan fascinante y, sin embargo, solo conocemos la punta del iceberg. Cada microbioma es único para el individuo, ya que factores como el nacimiento (vaginal o cesárea, parto en el hospital o en el hogar), el medio ambiente, la dieta, las enfermedades y los medicamentos pueden afectar mucho al microbioma. Esto lleva a la pregunta: si es tan diverso, ¿qué podemos hacer para asegurarnos de que sea saludable? Bueno, la respuesta tampoco es tan sencilla, sin embargo, hay formas de apoyarla. Los probióticos son bacterias beneficiosas vivas que se pueden encontrar en alimentos como el yogurt y otros alimentos fermentados como el kéfir, la kombucha, el chucrut y el kimchi. También se pueden encontrar en cápsulas o como suplementos. También existen los prebióticos, que son un tipo de fibra soluble que actúan como combustible para el microbioma.

Oye, ¿entonces podrían los microbios estar afectando mi peso o incluso mi cerebro?

Eso suena un poco a ciencia ficción pero a totalmente verdad. Cuando se trata de la obesidad, hay varias formas en que los microbios intestinales pueden influir en las cosas, incluso a través del apetito, la producción de gases, la eficiencia en el uso de los alimentos y el impacto en el sistema inmunológico y la inflamación.


Cuando se trata de afectar el estado de ánimo, también hay varios mecanismos. Una es a través del nervio vago, una autopista de dos vías que va desde nuestro cerebro a varios órganos del cuerpo, incluido el intestino.


¿Y cómo ayudan nuestros queridos honguitos?

Como sabemos, los hongos más investigados, como Ganoderma lucidium (Reishi) y Hericium erinaceus (Melena de león), y Trametes versicolor (Cola de pavo), contienen polisacáridos beta-d-glucano, que tienen la capacidad de regular la microbiota intestinal. Son capaces de aumentar ciertas especies beneficiosas y reducir las especies oportunistas o patógenas. Como se mencionó anteriormente, ciertas especies del microbioma intestinal pueden descomponer y fermentar los polisacáridos en SCFA. Esto a su vez disminuye el pH y permite que solo ciertas especies sobrevivan. Algunas especies también pueden obtener fuentes de carbono y energía durante la descomposición del polisacárido, lo que les permite sobrevivir y convertirlas en las especies dominantes.


El hongo melena de león:

puede ayudar a la salud digestiva al combatir la inflamación, lo que podría ser beneficioso para las personas con enfermedad inflamatoria intestinal (EII), también puede estimular la función inmunológica y fomentar el crecimiento de bacterias buenas en el intestino, en commons botanicals lo tenemos en 100 g te dura hasta 5 meses el tratamiento.


El hongo cola de pavo:

es un hongo medicinal con una impresionante variedad de beneficios. Contiene una variedad de poderosos antioxidantes y otros compuestos que pueden ayudar a estimular su sistema inmunológico e incluso ayudar a combatir ciertos tipos de cáncer. Además, por su alto contenido de prebióticos, la cola de pavo puede mejorar el equilibrio de las bacterias intestinales, lo que puede tener un impacto positivo en su inmunidad, en commons botanicals lo tenemos en 80 g te dura hasta 4 meses el tratamiento.


El hongo Reishi:

posee una variedad de atributos. Este poderoso hongo medicinal actúa como un potenciador y modulador inmunológico, lo que ayuda a equilibrar y regular a la baja un sistema inmunológico hiperactivo. Un estudio exploró que el extracto de este hongo puede ayudar en la inflamación intestinal y prevenir el desarrollo de tejido graso para promover una mejor salud. Apoya las bacterias intestinales saludables que crea el sistema gastrointestinal lo que mejora su funcionalidad y previene la formación de bacterias negativas, en commons botanicals lo tenemos en 80 g te dura hasta 4 meses y medio el tratamiento.



El hongo Chaga:

contiene una variedad de compuestos bioactivos con importantes propiedades de apoyo inmunológico. Este hongo medicinal también es una fuente inagotable de antioxidantes. Los antioxidantes son moléculas que ayudan a combatir los radicales libres en tu cuerpo y contienen propiedades antiinflamatorias para ayudar a mantener saludable el tracto digestivo. Tu cuerpo generará sus propios antioxidantes, pero complementar con un ingrediente natural como el hongo chaga puede ayudar a prevenir que los radicales libres causen daño al intestino y promover una inmunidad más fuerte necesaria para promover una mejor salud y bienestar, en commons botanicals lo tenemos en 120 g te dura hasta 6 meses el tratamiento.




Los hongos medicinales se han utilizado en la medicina oriental durante miles de años por sus sólidas propiedades curativas. Estos poderosos hongos contienen prebióticos, beta-glucanos y elementos de apoyo inmunológico cruciales para una salud intestinal adecuada. Y con la mayor parte del sistema inmunitario alojado en el sistema gastrointestinal, los hongos medicinales pueden desempeñar un papel importante en el apoyo a esta área del cuerpo.


Además de las propiedades de apoyo inmunológico, los hongos son bajos en calorías pero ricos en proteínas, lo que los convierte en un excelente ingrediente básico que se puede agregar a cualquier comida. También poseen una gran cantidad de fibra, que es crucial para la salud digestiva. El consumo de fibra puede contribuir a una mejor función intestinal, niveles de azúcar en la sangre, un buen apetito y puede mantener los niveles de colesterol bajo control.

Ahora que sabemos un poco más sobre nuestros pequeños pero importantes amigos, podemos recordar mezclar estos probióticos y prebióticos para asegurarnos de que nuestra salud digestiva se mantenga respaldada, además que tener un sistema digestivo sano permite tener un sistema inmunológico más fuerte.

Encuentra tus hongos mágicos medicinales que ayudan a mejorar tu microbioma, tu salud gastrointestinal y salud bacteriana y por ende todo tu sistema, recuerda que el intestino es el segundo cerebro del humano, consiéntelo y dale hongos diariamente para mantenerlo en forma. Quedamos atentos a tus comentarios o dudas. 🙏🌱🍄☀️🌈






0 comentarios

Entradas relacionadas

Ver todo